HOME  |  SOBRE REIKI  |  SESIONES  |  CURSOS  |  TESTIMONIOS  |  AGENDA  |  CONTACTO

Testimonios

 Soy Jesus Redondo Cascante de 65 años y natural de Donosti.

 

He realizado el curso de Reiki nivel Okuden en Algorta los días 22 y 23 de abril, durante aproximadamente 12 horas.

 

Quiero indicar que he participado en organizar e impartido cursos de distintas áreas a lo largo de mi vida y experiencia.

 

Deseo dejar constancia de la eficacia, eficiencia, conocimiento y aportación de toda su experiencia a lo largo de todas las horas de la maestra de Reiki y persona que nos ha impartido el curso citado que es Ainara Iturregi.

 

Además, siempre nos ha ayudado y motivado para practicarlo y nos ofrece su apoyo y colaboración en todo el recorrido que nos propongamos realizar.

 

Eskerrik asko/gracias, Ainara y sabes dónde estoy/estamos, me permito colectivizar, para lo que estimes.

 

Animo a las personas que intuyan o piensen que pueden servirse de esta especialidad (Reiki) y/o ayudar asimismo o a otras personas, animales o plantas (nos enseñó Ainara), a que se apunten a los cursos que dirige Ainara.

 

Para finalizar como prueba práctica o “prueba del 9”, hoy he realizado dos sesiones de nivel medio/alto, quedando las dos partes satisfechas.

 

Salud, saludos y larga vida.

 

 

Jesús Redondo Cascante.

lagunredondo@gmail.com

 

 

 Respirar es vida

 
Soy Pilar Rodríguez, una baracaldesa de 47 años y desde hace 3 diagnosticada de una enfermedad pulmonar femenina de nombre impronunciable y fatal diagnóstico. Mi vida cambió y se hizo sencilla, sólo buscaba el aire para conseguir mi única meta, RESPIRAR.
Al  tiempo apareció en mi camino entre otras cosas el Reiki Usui y la necesidad de practicarlo, recibir y dar a otros. Conseguí iniciarme y seguir mirando hacia adelante, enamorada del aire y sobreviviendo. Esta primavera y por “causalidad” conocía a Ainara e utilizamos el Jikiden Reiki, hubo un pequeño cambio y ya no busco el aire ansiosamente, ya no sobrevivo, conseguí comenzar a vivir. Con tan sólo dos sesiones noté un pequeño cambio, el incentivador de mis clases de fisioterapia respiratoria acusó una leve mejoría así que decidimos continuar con la terapia un poco más y el cambio no fue algo casual, persistía, así que quedamos a la expectativa. Han pasado tan sólo un par de meses y se me presentó la oportunidad de hacer el segundo grado de Reiki Usui y sigo mirando hacia el futuro poco antes inexistente. La mejoria no sólo persiste sino que aumenta, subir escaleras y cuestas ya no es imposible, hay un gran esfuerzo pero puedo,  así que me quiero más y ahora el Reiki es para mí. Muy probablemente me iniciaré en Jikiden Reiki con Ainara y esperaré más cambios.
Últimamente me están sucediendo cosas sorprendentes y maravillosas y quién sabe si la Energía Universal tiene algo que ver…..
Gracias Ainara por “ser y estar” en el momento justo, te considero mucho más que una excelente terapeuta de Jikiden ReiKI.
 
Pilar

 

Valoración sobre el Curso

 

El curso de Jikiden Reiki nivel Shoden que realicé el fin de semana del 16 y 17 de mayo de 2015 lo valoraría con un 10 en todos los sentidos.

En primer lugar, la organización del curso en si, con el orden de sus contenidos y su respectivo material y la labor de transmisión de esos contenidos por la maestra Ainara Iturregui fue excepcional. Ainara, desde su experiencia y su capacidad comunicadora nos explicó los contenidos teóricos (entre otros, la historia del Jikiden Reiki,las personas que lo formaron y forman,que de una manera especial hizo que las sintiéramos cerca...)y la parte práctica, que nos la enseñó con mucha paciencia y nos llego hasta el alma. Es una gran persona y profesional.

Pienso que el Jikiden Reiki ha llegado a mi vida en un momento en el que lo necesitaba enormemente y tras conocerlo quiero que siga formando parte de mi. Por ello quiero agradecer de todo corazón a que esta enseñanza haya podido ser trasmitida y así haberla podido conocer, siempre desde el más profundo respeto hacia toda la historia y el trabajo que hay detrás. El uso que le voy a dar en mi vida diaria va a ser para aplicárselo sobre todo a mis hijas, a mis familiares más cercanos y a mi misma.

Nerea de Donosti

 

Valoración sobre el Curso Jikiden Reiki

Soy Iván un chico de 38 años. Tengo problemas de ansiedad y he hecho recientemente un curso de Reiki impartido por Ainara y la verdad que ha sido una experiencia muy bonita y que me ha hecho estar mejor y aprender de un mundo que no conocía nada.Han sido unas sensaciones especiales que realmente no se definir pero que me sientan muy bien.Para mi ha sido un curso en el que el beneficio no es solo para mi sino también para mi familia que es con los que estoy practicando estas sensaciones de bienestar y transmitiendo esa energía positiva.

Ainara gracias por ayudar a la gente.

 

 

¿Por qué probar Reiki?

 
Reiki?? Esa palabra que tanto oigo y no sé muy bien de que se trata...
¿Porque no probarlo?
Mi primera sesión y primer contacto, llego llena de incertidumbres y preguntas, que me hará Ainara? Me hará preguntas? Será con ropa? Que sentiré?
Respuestas a todas mis incertidumbres; relajación profunda, paz, bienestar, calma, y la sensación de haberme quitado un peso de encima. Durante la segunda sesión, sentí calor en la garganta, sentí que se me soltaba un nudo de preocupaciones...
Salí enérgica, me sentí con mucha alegría, con fuerza y una sonrisa que me duro horas.
 
Tercera sesión, me relaje completamente, hasta quedarme dormida, y la sensación fue de recarga de energía, de fuerza.
 
Recomendable para cualquier momento que quieras dedicarte a ti!!!
 
Maider
 

 

Disfruta la experiencia

 
Asistí a unas sesiones de Reiki impartidas por la maestra Ainara y la verdad es que me causaron una impresión un tanto sorprendente. Digo esto porque ninguna de las tres sesiones que hice se parecieron entre sí.
La primera me hizo resaltar el sentido del cuerpo: temperatura, relajación, noté como se abrían los diferentes canales, algún momento incómodo por un músculo algo cansado y cierto cosquilleo en los pies.
 
En la segunda sesión tuve una experiencia de consciencia pues observe colores, reflejos, algún tipo de luz o resplandor y me tuvo muy pendiente de la parte psíquica y menos física.
 
La tercera sesión fue más espiritual o de abandono a una relajación de bienestar y olvidando sensaciones, viviendo el ritmo de la respiración y disfrutando de la experiencia.
 
Tras estas sesiones si observe que en los días posteriores tuve que adaptar mi ritmo, mis percepciones e incluso diría que me tuvieron un poco alterada. Al cabo de unos 10 días volví a sentir el bienestar.
 
Mi recomendación es que, el Reiki, como casi todo en la vida, requiere disciplina y ganas de avanzar en el autoconocimiento. Lo ideal es asistir a esas primeras sesiones y luego mantenerse según sea el criterio de la maestra o sanadora.
 
Ainara me ha resultado una persona cálida y cercana que deposita su saber y su entusiasmo en cada sesión. Yo os la recomiendo de corazón.
 
Carmen
 
 

Realicé un curso de Reiki

 

Me animé a hacer un curso de Reiki pensando en que con ello ayudaría a paliar las dolencias de mi familia. En el curso estuve muy a gusto con Ainara y mis compañeros. Me sorprendió notar desde el principio la energía que había. Ahora con la práctica diaria siento que cumplo con el objetivo por el cual realicé el curso. Todo lo que hago me refuerza positivamente.

El Reiki para mi es un regalo que doy a los demás y a mí misma.

Gracias Ainara por haber aparecido.


Mari Carmen

 

 

El Reiki, una maravillosa sorpresa

 
Mi primer encuentro con el reiki fue un regalo. Soy una persona bastante escéptica con las terapias poco convencionales y no acudí muy convencida. Pero estaba en época de exámenes, en las que siempre tengo mucho estrés y bloqueo, por lo que me cuesta mucho estudiar, así que acepté la sesión.
Durante la sesión sentí mucha relajación, sensación de apertura, consciencia…..pero claro en medio de exámenes tumbada tranquilamente con música, aromas…Cómo no iba a sentirme bien?
Pero para mi sorpresa esa sensación se mantuvo en el tiempo. Enfrenté la época de exámenes  sintiéndome más sosegada y segura, y debido a ello obtuve mejores resultados.
Después de ese primer encuentro he acudido al reiki para aliviar dolores musculares, problemas digestivos, desordenes del sueño… y todavía me sigue sorprendiendo su efectividad.
Cada vez recurro más a él. Por ello sigo recibiendo sesiones y tengo ganas de hacer los cursos para empezar a cuidar de mi misma.
 
Eider
 
 

Paliar dolencias

 
Soy una Sra. De 70 años y he padecido varias dolencias de huesos, músculos y otras debidas a la edad. Probé sesiones de reiki en un momento en el que además estaba floja de animo. La imposición de las manos de mi terapetua me relajo y a su vez me ayuda mucho a paliar las dolencias. Merece la pena! Y yo pienso repetir las sesiones en un futuro. Totalmente recomendable!
 
Sra. De 70 años
 

 

Gracias

 

Hola Ainara, quería agradecerte las sesiones de reiki que me diste, tengo que reconocer que era un poco escéptica antes de probar, pero he visto los resultados y estoy verdaderamente sorprendida. Ya en la primera sesión noté los efectos, además salí flotando!! Yo  me siento particularmente reforzada, no sabría explicarlo muy bien pero mi sensación es buenísima, no sé, llena de energía y en todos los aspectos una gran mejoría, de echo espero verte en breve y adentrarme un poco más contigo en el reiki muchas gracias Ainara sin duda nos vemos pronto.

 
Patri
 
 

Reiki

 

Reiki, una palabra, corta y sonora, escuchada hace ya muchos años….Una difusa idea de su significado y contenido….Un amigo, gravemente enfermo, batallando, año tras año, por su vida….Una amiga que quiere ayudar en momentos de duelo emocional….y cita el reiki como curación… Todo queda ahí….suspendido…esperando su momento.
 
Pasa el tiempo, mucho tiempo, y el momento, mi momento, llega. En otra búsqueda… se cruza el Reiki. Despierta mi curiosidad. Primeras sesiones. El cuerpo, dolorido y agitado durante mucho tiempo, siente sosiego y reposo. Las noches difíciles llegan ahora más felices. Prescindo de pastillas para dormir. Las horas diurnas parecen atravesadas, también, por una mayor calma. Las demandas y tareas cotidianas se hacen más lentas y leves…más tranquilas…El cuerpo se siente mejor y el ánimo cambia…
Hacer el curso de Reiki con Ainara el pasado fin de semana, me ha dado una perspectiva distinta y complementaria respecto a lo ya experimentado en las sesiones individuales de los últimos meses. Conocer el origen del Reiki y los primeros maestros, percibir y experimentar el movimiento de la energía en mi cuerpo y en el de otras personas, sentir cómo la anergia del cuerpo fluye o se estanca, y activar su movimiento…La asunción de emociones en ese recorrido energético…y la paz y tranquila relación establecida entre las personas participantes…ha sido una experiencia muy importante para mí. Llega ahora un tiempo de trabajo más personal, un trabajo hecho, día a día, para poder llegar a conocer y experimentar una realidad que está ahí, en nosotros mismos, y que debemos atender y hacer crecer…Integrar el Reiki en mi vida, hacer de él un instrumento para la sanación, la armonía física y el bienestar emocional. Compartir con otros lo vivido. Agradecer a la vida su regalo….y también a las personas que hacen e hicieron el camino para traer hasta aquí, hasta nosotros, el reiki. Gracias Ainara
 
Firmado: MIAU
Getxo, 10 de junio de 2016
 
 
 

Mi búsqueda con Reiki

Ainara voy a trasladarte mi sensación sobre el curso de Reiki, así como mi experiencia personal.
 
A pesar de que el Reiki había llamado varias veces a mi puerta en estos últimos años y de que mi intuición me decía que ese era el camino correcto, no ha sido hasta este año cuando he sentido que estaba preparada. Después del curso, estoy agradecida de que mi maestra haya sido Ainara Iturregui y de conocer el Jikiden Reiki. Ainara nos hizo conocer la técnica del Reiki, desde su historia hasta su aplicación práctica. Se formó a un grupo reducido y pronto se creó un clima de confianza entre todos. Fue rigurosa en trasladarnos cada aspecto del curso desde la más absoluta humildad y en disposición de aclararnos cualquier duda, pero siempre pendiente de que nos encontráramos cómodos.
 
En lo que respecta a las sensaciones que yo tuve, fue cómo si rápidamente entendiera lo que me decía mi cuerpo a nivel emocional, aunque obviamente necesitaba las explicaciones correspondientes para entenderlo por completo. Siento como si finalmente hubiera abierto la puerta correcta y a través de la cual tengo que vivir muchas cosas. Por otro lado, me invade una sensación de responsabilidad grande a la vez de la satisfacción de estar haciendo lo correcto. Espero seguir avanzando en la técnica de Reiki  y poder seguir formándome en el segundo nivel.
 
En mi experiencia como paciente de Ainara, mi sensación es que en cada sesión de Reiki me sostenía el alma. Yo estaba en pleno proceso de dejar ir las cosas, aceptar mis emociones y de crecimiento personal y el Reiki me sostenía. Además de los beneficios que creo que puede ofrecer el Reiki, se crea un vínculo muy importante con la persona que lo aplica.
 
Eskerrik asko, desde Urduliz.
 
 
 
Tus comentarios pueden ayudar a otras personas, si quieres compartir tu experiencia, envíame un email ainara@reikiaiumi.com