HOME  |  SOBRE REIKI  |  SESIONES  |  CURSOS  |  TESTIMONIOS  |  AGENDA  |  CONTACTO

¿QUÉ ES REIKI?

"Método Usui Reiki para sanar el cuerpo y la mente"

Jikiden Reiki te ofrece el auténtico método Usui Reiki

para sanar el cuerpo y la mente.

El arte secreto de la felicidad, la medicina espiritual para todas las enfermedades.

 

El maestro Usui, se dio cuenta de que sí las personas desean estar completamente sanas, deben cuidar ambas, su salud psicológica y salud física. De este modo presentó los cinco principios, Los Gokai.
 
• Kyô Dake wa
• Ikaruna
• Shin pai Suna
• Kan sha Shite
• Gyô o Hageme
• Hito ni Shinsetsu ni
 
 
“El arte secreto para atraer la felicidad, la medicina milagrosa para todas las enfermedades”
 
Solamente por hoy;
no te enfades,
no te preocupes,
sé agradecido,
cumple tus obligaciones,
sé amable con los demás.
 
Tratamiento Reiki de Usui para mejorar el cuerpo y la mente.
 
Mikao USUI
 
 

Los cinco principios del reiki

 
Solamente por hoy: Realmente solo existe un eterno presente. El pasado es solo un sueño y el futuro depende de tu presente. Lo que somos ahora es el resultado de lo que fuimos antes. Lo que seremos en el futuro, será el resultado de lo que somos ahora. Por tanto, debemos tratar de mantener la mente en el presente, aquí y ahora, porque es lo verdaderamente real.
 
No te enfades: La ira hiere a uno mismo y a los demás. Los enfados y la irritación suelen tener origen en nuestras ganas de tenerlo todo y a todos bajo control. Cuando algo escapa a nuestro control, nos enfadamos. Y las ganas de tenerlo todo controlado, tienen su origen en el miedo. Tenemos que ser conscientes de nuestro ego, ya que el egocentrismo es un estado emocional que si no lo trabajamos lo único que conseguimos es que se agrave con el tiempo, llevándote a un camino sin salida.
 
No te preocupes: Hoy en día es muy difícil no preocuparse, nos preocupamos desde que encendemos la radio al levantarnos o abrimos el periódico por la mañana. Pero tenemos que intentar vivir en paz en el alma. Preocuparse implica sufrir por algo que aún no ha llegado o que ya ha pasado. Lo cual es infructuoso y nos hace perder mucho tiempo. Cada instante puede ser el último y por tanto, debemos apartar el miedo de nuestras vidas y seguir luchando, confiando y jugando con las cartas de la vida, aprendiendo a fluir con el ritmo del universo.
 
Sé agradecido: Ser agradecido es una virtud. El Universo nos proporciona el regalo de la vida, tenemos que sonreír y agradecer lo que recibimos. Una vez te des cuenta de la grandeza que la naturaleza provee, te sentirás lleno de gozo. Sin embargo, la mente se nubla con descontento si olvidamos la suerte que tenemos y nos volvemos insatisfechos con lo que tenemos. No solo agradecer a las personas todo lo que nos dan, sino también agradecer al Universo todo cuanto nos ha sido entregado, cada experiencia, cada nuevo día, cada batalla que nos enriquece, debemos agradecerla, incluso agradecer los malos momentos, pues gracias a ello hemos crecido y llegado a este momento. Practicar reiki fomenta el agradecimiento y a pesar de enfrentar las dificultades puedes considerarlas como posibilidades y podrás superarlas. No hay nada a que temer en la vida.
 
Cumple tus obligaciones: Gyô no quiere decir solamente obligación, sino también tus deberes, responsabilidades y fundamentalmente tu misión en la vida. Todos ocupamos un puesto crucial en la sociedad y el trabajo forma parte de la porción de energía que entregamos al mundo, para que funcione mejor. Realmente aquí el Maestro Usui nos indica la necesidad de trabajarse intensamente por dentro, dedicar tiempo al estudio de las propias emociones y la mente, trabajarse a uno mismo intensamente para mejorar como persona y elevarse en las altas frecuencias de la Luz y el Amor, para así ser más feliz e irradiar esa felicidad en todas direcciones.
 
Sé amable con los demás: Ser amable es una de las cosas más importantes que podemos hacer para ayudar a mejorar el mundo. Un rostro amable y feliz va irradiando Luz por la calle, mientras que un rostro enfadado e irascible, crea mal ambiente a su alrededor. Los budistas dicen que hay que cultivar el hábito del contento, ellos siempre sonríen a pesar de las adversidades. Una palabra amable puede alegrarle el día a alguien, generando así mucha Luz, pero una palabra cruel puede hacerle sentir fatal y hacer que genere mucha energía negativa. Esta buena energía es muy contagiosa, creando una onda expansiva, ya verás pruébalo.